9 comments


Mao  Zedong, urde berrikustzaile anti-komunista

 

 

 

 

“Sólo según la teoría de los «tres mundos» de Mao Tse-tung, en ningún país existen las clases y la lucha de clases. No las tiene en cuenta, porque considera los países y los pueblos según las concepciones geopolíticas burguesas y de acuerdo con su nivel de desarrollo económico.

Considerar el mundo dividido en tres, en «primer mundo», «segundo mundo» y «tercer mundo», como hacen los revisionistas chinos, no a través del prisma de clase, significa desviarse de la teoría marxista-leninista de la lucha de clases, significa negar la lucha del proletariado contra la burguesía, para pasar de una sociedad atrasada a una sociedad nueva; a la sociedad socialista y más tarde a la sociedad sin clases, a la sociedad comunista. Dividir el mundo en tres, significa desconocer los rasgos característicos de la época, impedir el avance del proletariado y de los pueblos hacia la revolución y la liberación nacional, impedir su lucha contra el imperialismo norteamericano, contra el socialimperialismo soviético, contra el capital y la reacción en cada país y en todos los confines del mundo. La teoría de los «tres mundos» predica la paz social, la reconciliación de clases, trata de crear alianzas entre enemigos irreconciliables, entre el proletariado y la burguesía, entre los oprimidos y los opresores, entre los pueblos y el imperialismo. Trata de prolongar los días del mundo viejo, del mundo capitalista, y mantenerlo vivo precisamente buscando la extinción de la lucha de clases. Pero la lucha de clases, la lucha del proletariado y de sus aliados para tomar el poder y la lucha de la burguesía para conservarlo, jamás pueden ser apagadas. Esto es un hecho incontestable; esto no puede ser cambiado por las vanas teorizaciones sobre los «mundos» el «primer mundo», el «segundo mundo», el «tercer mundo», el «mundo no alineado» o el «vigésimo mundo». Aceptar  tal división, quiere decir renunciar a la teoría de Marx, Engels, Lenin y Stalin sobre las clases y la lucha de clases, y abandonarla.

 (…)

 Mientras que los revisionistas chinos, oponiéndose a esta tesis de Lenin, se afanan en presentar el «tercer mundo» como la «gran fuerza motriz que hace avanzar la rueda de la historia». Declarar semejante cosa significa dar en la teoría y en la práctica una definición errónea de la fuerza motriz. ¿Cómo es posible que en la época de la actual evolución social, en la época que tiene en su centro a la clase más revolucionaria, el proletariado, se califique de fuerza motriz a una agrupación de estados dominados en su abrumadora mayoría por la burguesía y los feudales, incluso por reaccionarios y fascistas declarados? Se trata de una burda deformación de la teoría de Marx. (…)

 En muchos países del «tercer mundo», los gobiernos en el poder son gobiernos burgueses, capitalistas, naturalmente con distintos matices políticos; son gobiernos de la clase enemiga del proletariado y del campesinado pobre y oprimido, de la clase enemiga de la revolución y de las luchas de liberación. La burguesía, que es quien detenta el poder en estos países, protege precisamente esa sociedad capitalista que el proletariado, en alianza con las capas pobres del campo y de la ciudad, busca derrotar. Constituye esa clase alta que, en aras de sus mezquinos intereses, está dispuesta, en cualquier momento y ante cualquier contingencia, a entregar al capitalismo extranjero las riquezas del país, del suelo y del subsuelo, a enfeudar la libertad, la independencia y la soberanía de la patria. Esta clase, allí donde está en el poder, se opone a la lucha y a las aspiraciones del proletariado y de sus aliados, las clases y las capas oprimidas.

 (…)

La teoría de los «tres mundos» de Mao Tse-tung niega esta gran realidad y trata con desconsideración al proletariado europeo y de los otros países desarrollados. Es verdad que en las filas del proletariado, ya sea del llamado tercer mundo o del llamado segundo o primero, también hay degeneración, porque la burguesía no se cruza de brazos, combate a su enemigo recurriendo no sólo a las armas y a la opresión, sino también a la política y la ideología, al modo  de vida que propaga, etc. Pero el que degenere alguna capa del proletariado, como es el caso de la aristocracia obrera, no significa que se tenga que renunciar al marxismo-leninismo y negar el papel determinante de la clase obrera en el proceso revolucionario mundial. Los verdaderos comunistas protegen de la degeneración al proletariado de cualquier país y de cualquier «mundo» mediante una correcta educación marxista leninista y con su actividad revolucionaria cotidiana, y lo movilizan para combatir a sus opresores, sean éstos ingleses o franceses, italianos o alemanes, portugueses o españoles; norteamericanos o japoneses, etc.

 (…)

La teoría de los «tres mundos» de los revisionistas chinos, con la cual intentan legitimar sus posturas contrarrevolucionarias, no es más que una variante del oportunismo en las filas del movimiento obrero, que ayuda al imperialismo a crear mercados y a obtener ganancias en detrimento de los otros pueblos, con el objetivo de recibir su parte de las migajas que les dejarán los capitalistas.

 (…)

El Partido y el pueblo albanés se oponen a las guerras imperialistas de rapiña y están decididamente al lado de las justas luchas de liberación nacional, que están y deben ir en todo momento en beneficio de los pueblos, en favor de la revolución. Ellos no están en contra de respaldar incluso a un estado burgués, cuando ven que sus gobernantes son progresistas y combaten por los intereses de la liberación de su pueblo de la hegemonía imperialista. Pero nuestro país no puede hacer causa común o concertar compromisos, como los llaman los revisionistas chinos, con un estado dominado por una camarilla reaccionaria, que en interés de su propia clase y en detrimento de los intereses del pueblo, se alía con una u otra superpotencia.

 (…)

Pero ¿qué camino ha escogido China para transformarse también ella en una superpotencia? Actualmente, las colonias y los mercados del mundo están ocupados por otros. Contrariamente a lo que pretenden los dirigentes chinos, es imposible crear con las propias fuerzas y en 20 años, un potencial económico y militar igual al que poseen los norteamericanos y soviéticos. En estas condiciones, para llegar a superpotencia, China tendrá que pasar por dos fases principales: la primera, solicitar créditos e inversiones del imperialismo norteamericano y de los otros países capitalistas desarrollados, adquirir tecnología moderna para explotar las riquezas de su país, la mayor parte de las cuales pasará a título de dividendos a los acreedores. La segunda, invertir la plusvalía obtenida a expensas del pueblo chino en estados de diversos continentes, como hacen en la actualidad los imperialistas norteamericanos y los socialimperialistas soviéticos.

 (…)

 No obstante, China, al igual que todo país que tiene objetivos imperialistas, pugna, y pugnará aún más, por apoderarse de mercados extranjeros; se esfuerza, y se esforzará aún más, por extender su influencia y su dominación. Ahora estos planes ya son evidentes. Está creando sus propios bancos, no sólo en Hong Kong, donde los tiene desde hace tiempo, sino también en Europa y otros lugares. En especial, intentará crear bancos en los países del «tercer mundo» y exportar capitales hacia ellos. En este terreno, hoy por hoy, hace muy poco. La «ayuda» de China consiste en la construcción de alguna fábrica de cemento, de algún ferrocarril o de algún hospital, porque sus posibilidades no dan para más. Sólo cuando las inversiones norteamericanas, japonesas, etc., en China comiencen a dar los frutos deseados por ella, es decir, cuando se desarrollen la economía, el comercio y la técnica militar, China estará capacitada para emprender una verdadera expansión económica y militar en vasta escala. Pero, para lograr esto se necesita tiempo. (…)

 A medida que China se desarrolle económica y militarmente, intentará cada vez más penetrar en los países pequeños y menos desarrollados y dominarlos a través de sus exportaciones de capitales, y entonces ya no exigirá el 1 o el 2 por ciento de interés por sus créditos, sino que hará lo mismo que los demás.

 (…)

 La política china abrió un amplio y muy beneficioso camino a los Estados Unidos de América, camino que inauguraron Mao Tse-tung, Chou En-lai y Nixon. Entre los Estados Unidos de América y China se tendieron muchos puentes, puentes velados, puentes eficaces y fructuosos. Nixon propugnó la necesidad de «construir un puente tan grande que enlace San Francisco con Pekín». La invitación que Mao Tse-tung y Chou En-lai cursaron a Nixon, después del escándalo del Watergate, y su recepción por Mao, no eran inmotivadas ni desintencionadas. Significaban que la amistad con los Estados Unidos de América, lejos de ser una amistad coyuntural entre personas, es una amistad entre países, entre China y los Estados Unidos de América, independientemente de que el presidente que abrió este camino fuese destituido de su cargo por sus trapicheos.

 (…)

 En su camino para transformarse en una superpotencia, China no puede avanzar sin intensificar la explotación de las amplias masas trabajadoras de su propio país. Los Estados Unidos de América y los demás estados capitalistas tratarán de asegurar superganancias de los capitales que invertirán allá, también ejercerán presión para conseguir cambios rápidos y radicales en la base y la superestructura de la sociedad china en el sentido capitalista. La intensificación de la explotación de las masas de muchos millones de seres para mantener a la burguesía china y su gigantesco aparato burocrático y para poder pagar los créditos e intereses de los capitalistas extranjeros, conducirá inevitablemente a la aparición de profundas contradicciones entre el proletariado y el campesinado chinos, de una parte, y los gobernantes burgués-revisionistas, de la otra. Esto opondrá a estos últimos a las masas trabajadoras de su país, cosa que no puede dejar de producir agudos conflictos y explosiones revolucionarias en China.

 (…)

 Naturalmente, todas estas posturas llamaban nuestra atención y no las aprobábamos, sin embargo, en la medida en que conocíamos la actividad de Mao Tse-tung, participábamos de la opinión general de que era un marxista-leninista. Sobre muchas tesis de Mao Tse-tung, tales como la de tratar las contradicciones entre el proletariado y la burguesía como contradicciones no antagónicas, la tesis de la existencia de las clases antagónicas durante todo el período del socialismo,* la tesis de que «el campo debe asediar la ciudad», que da carácter absoluto al papel del campesinado en la revolución, etc., teníamos nuestras reservas y nuestros puntos de vista marxista-leninistas, que, cuando se ha presentado la ocasión, hemos manifestado a los dirigentes chinos. En tanto que otras concepciones y posiciones políticas de Mao Tse-tung y del Partido Comunista de China, incompatibles con las concepciones y las posiciones marxista leninistas de nuestro Partido, las considerábamos como tácticas provisionales de un gran estado dictadas por determinadas situaciones. Pero, con el tiempo, se hacía cada vez más evidente que las actitudes del Partido Comunista de China no eran sólo tácticas.

 (…)

 El «pensamiento Mao Tse-tung» es una variante del revisionismo, que comenzó a tomar cuerpo ya antes de la Segunda Guerra Mundial, y de manera particular después del 1935, cuando Mao Tse-tung se afirmó en el poder. En este período Mao Tse-tung, con sus secuaces, desencadenó una campaña «teórica» bajo la consigna de la lucha contra el «dogmatismo», los«esquemas hechos», los «estereotipos extranjeros», etc.,  y planteó el problema de elaborar el marxismo nacional, negando el carácter universal del marxismo leninismo. En lugar del marxismo leninismo,predicaba la «manera china» de tratar las problemas y el estilo chino «…lleno de vida y lozanía, agradable al oído y a los ojos del pueblo chino»,* propagando así la tesis revisionista de queel marxismo debe tener en cada país un contenido peculiar, especifico. (…)

 El «pensamiento Mao Tse-tung» es una amalgama de concepciones que mezcla ideas y tesis tomadas de prestado del marxismo can otros principias filosóficos, idealistas, pragmáticos y revisionistas. Sus raíces se remontan a la antigua filosofía china y al pasado político e ideológico de China, a su práctica estatal y militarista.

 (…)

 La lucha de clases en el seno del partido, como reflejo de la lucha de clases que se desarrolla fuera del mismo, no tiene nada en común con las concepciones de Mao Tse-tung sobre las «dos líneas en el partido». El partido no es arena de las diversas clases y de la lucha de las clases antagónicas, no es una reunión de personas con objetivos opuestos. El verdadero partido marxista-leninista es únicamente partido de la clase obrera y se basa en los intereses de esta clase. (…)

 Según Mao Tse-tung, en la sociedad socialista, paralelamente a la ideología proletaria, al materialismo y al ateísmo, hay que permitir la existencia de la ideología burguesa, el idealismo y la religión, hay que permitir que crezcan las «hierbas venenosas» a la par de las «flores fragantes», etc. Esta línea, según él, es indispensable para el desarrollo del marxismo, para abrir camino a los debates, a la libertad de opinión, pero en realidad, por medio de ella, él trata de echar los cimientos teóricos de la política de colaborar con la burguesía y de la coexistencia con su ideología(…)

 Precisamente la negación por parte del «pensamiento Mao Tse-tung» del papel hegemónico del proletariado, fue una de las causas de que la revolución china no pasase de ser una revolución democrático-burguesa y no llegase a revolución socialista. Mao Tse-tung en su escrito «Sobre la nueva, democracia» preconizaba que, después del triunfo de la revolución en China, debía instaurarse un régimen que se asentase en la alianza de las «clases democráticas», donde incluía, además del campesinado y el proletariado, a la pequeña burguesía urbana y a la burguesía nacional. «Si es justo, escribe él, que «deben comer todos», entonces el poder no debe ser usurpado sólo por un partido, un grupo, una clase».* Esto mismo ha sido reflejado en la bandera nacional de la República Popular China con las cuatro estrellas, que representan cuatro clases: La clase obrera, el campesinado, la pequeña burguesía de la ciudad y la burguesía nacional.

 (…)

 Queriendo poner una base teórica a este concepto oportunista y jugando con la «transformación de los contrarios»; Mao ‘Tse-tung decía que, a través del debate, la crítica y la transformación, las contradicciones antagónicas se convierten en no antagónicas, que las clases explotadoras y la intelectualidad burguesa pueden volverse en su contrario, es decir, hacerse revolucionarias.(…)

Partiendo de tales concepciones antimarxistas, según las cuales los enemigos de clase con el paso del tiempo se enmiendan, ha predicado la conciliación de clases con ellos, y ha permitido que continúen enriqueciéndose, explotando, expresándose y actuando libremente en contra de la revolución.(…)

 

Estas concepciones racistas y nacionalistas no debían estar completamente erradicadas de la mentalidad de Mao Tse-tung y mucho menos de la de Liu y de Teng. En el informe presentado en 1938 ante el Comité Central del Partido, Mao Tse-tung decía: «La China de hoy es producto de todo el desarrollo anterior de China… Debemos generalizar nuestro pasado, desde Confucio hasta Sun Yat-sen, … debemos tomar posesión de su valioso legado. Esto será un fuerte apoyo para dirigir el gran movimiento actual.»*

 Naturalmente, todo partido marxista-leninista admite que es preciso apoyarse en el patrimonio del pasado de su pueblo, pero tiene en cuenta que no se debe apoyar en cualquier patrimonio heredado, sino sólo en el progresista. Los comunistas rechazan el patrimonio reaccionario tanto en el terreno de las ideas como en cualquier otro. Los chinos han sido muy conservadores, e incluso xenófobos, por lo que se refiere a las formas y al contenido de este patrimonio y a sus viejas ideas. Conservaban lo viejo como un tesoro de gran valor. De las conversaciones que hemos sostenido con ellos se desprende que toda experiencia revolucionaria mundial, no tenía mucho valor para los chinos. Para ellos sólo tenían valor su política, la lucha que han desarrollado contra Chiang Kai-shek, la larga marcha, la teoría de Mao Tse-tung. Por lo que se refiere a los valores progresistas de los demás pueblos, los chinos no tenían ninguna consideración o ésta era muy poca, incluso no se tomaban la molestia de estudiarlos. Mao Tse-tung ha declarado que «los chinos deben dejar de lado las fórmulas creadas por los extranjeros». Pero no determina cuáles son estas fórmulas. Él ha denunciado  «todos los clichés y los dogmas tomados de los otros países». Aquí surge la siguiente pregunta: ¿Acaso en estos «dogmas» y «clichés» extraños a China se incluye también la teoría del socialismo científico que no ha sido elaborada por los chinos?

 (…)

 Cuando se habla del «pensamiento Mao Tse-tung», es difícil definir una línea única y clara del mismo, porque, como decíamos al principio, es una amalgama de ideologías, comenzando por el anarquismo, el trotskismo, el revisionismo moderno titista, jruschovista, «eurocomunista», y acabando por el empleo de algunas frases marxistas. En toda esta amalgama, un lugar de honor ocupan las viejas ideas de Confucio, de Mencio y de los otros filósofos chinos, los cuales han influido directamente en la formación de las ideas de Mao Tse-tung, en su desarrollo cultural y teórico. Incluso algunos aspectos de las concepciones de Mao Tse-tung, que aparecen bajo la forma de un marxismo-leninismo desnaturalizado, llevan el sello y presentan las particularidades de un cierto «asio-comunismo» con fuertes dosis nacionalistas, xenófobas y hasta religiosas, budistas, que cualquier día se opondrían abiertamente al marxismo leninismo.

 (…)”

 

 

El Imperialismo y la Revolución – Enver Hoxha

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PD: GORA SIRIAko ERREPUBLIKA ARABIAR LAIKO BURGESA!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

9 responses to “

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pfff, zinez penagarria hau irakurtzea. Ez nuen uste halako antimaoista fanatikoa zinenik.

    “Hiru munduen teoria” ez zen Mao-rena, Alderdi Komunista txinatarraren eskuinarena baizik. Bestalde Mao-k Nixon errezebitu zuen soilik Vietnam-en AEBren porrot kontestuan (Molotov-Ribbentrop paktua ez al zen izan ??).
    Maoista GUZTIEK atzera bota dute teoria hori, Gonzalo-k lehena Peru-n.

    Hoxha-k benetan sekulako mina egin zion mugimendu komunistari 1976etik goiti halako idatziekin, maoisten eta hoxhisten arteko zatiketa sortuz…. Zergatik itxaron zuen Mao-ren heriotza eta Estatu kolpe kontrairaultzailea (Deng Xiaoping-en taldearen politika kapitalista Mao-ri egotziz) halako kanpaina antimaoista eramateko ??

    Eta hau adibidez ez al da errebisionismo argi eta garbia : “La lucha de clases en el seno del partido, como reflejo de la lucha de clases que se desarrolla fuera del mismo, no tiene nada en común con las concepciones de Mao Tse-tung sobre las «dos líneas en el partido». El partido no es arena de las diversas clases y de la lucha de las clases antagónicas, no es una reunión de personas con objetivos opuestos. El verdadero partido marxista-leninista es únicamente partido de la clase obrera y se basa en los intereses de esta clase.”

    Gainera nola esaten ahal du ber paragrafoan “alderdian klase borroka badago”, eta ondotik “alderdia ez da klase antagonikoen borrokaren eremua”. Dio : “Benetako alderdi komunista soilik langile klasearen alderdia da”, baina Mao-k alderantzizkoa zion ala ?? “Langile klasearen interesak defenditzen dituen alderdia” izateak (hobeki esanda : nahi izateak, hau lortzen baita hain justu ildo eskuindarra eta ideia okerrak garaituz) ez du kentzen ideologia burgesak eragina duela pertsona batzuengan Alderdi barnean (eta hauek de facto burgesiaren ordezkari bihurtzea) ! Hau da Mao-ren “bi ildoen arteko borroka” ! Alderdi eta mugimendu iraultzaileen Historia guztiak ez al digu hori frogatzen ?? Burgesia berri bat izateko nahia zuten errebisionistek ez al zuten boterea hartu SESBen 1953an ??? Ezker abertzalean ez al du burgesia-ttipiak progresiboki boterea hartu azken 25 urteetan (eta orain burgesia bihurtzen ari) ???

    Bestalde erabat “ni-ni”aren aurka zara (artikuluaren bukaeran oroitaraziz), baina gogoratuko nizuke Hoxha-ren segitzaile ASKO ni-ni ak izan direla kasu orotan !!

    Halako antimaoista (ala “soilik anti-Mao” esango didazu ?) izanik, “Odio de clase” blogaren helbidea kendu behar zenuke !

    Azkenik, maoismoa “urdekeria” eta “errebisionismoa” omen da, baina nork ditu borroka iraultzaile handienak eraman eta eramaten azken urteetan (Nepalen, eta hain justu ildoen borroka gertatu zen eta Prachanda-Bhattarai burges berriek irabazi !) eta gaur egun (Indian, Filipinetan, Perun berriro ere pixkanaka) ???

  2. Bueno, bueno, ez naiz sartuko post-an esaten dena baino ezer gehiago esatera. Argi eta garbi dago niretzat, Hoxha-ren liburua irakurri ondoren, Mao ez zela marxista-leninista (iraultzaile burgesa bai, iraltza demokratiko-antifeudala aurrera eraman zuena), eta are gutxiago “maoismoa”.

    Diozun gauza guztiak Hoxhak ere adierazten ditu, baina ezin dut liburua osoa kopiatu.

    Molotov-Ribbentrop=AEB-Txina? Txantxetan ala? Liburuan esaten den legez, hori ez zen ez gerra bat saihesteko ez armada antifaxista sendotzeko egin (Molotov-Ribentrop bezala), baizik eta burges-berrikustzaile txinatarren eta inperialista iparramerikarren Sobietar Batasunaren aurkako akordioa izan zen.

    Klase borroka Alderdiaren barnean gertatzen da, gizartearen berdin. Horrek ez du esan nahi burguesek eta kontra-iraultzaileek “askatasuna” izan behar dutenik ez politika egiteko, eta are gutxiago Langileen Alderdiaren barnean “ildo politiko” bat izateko. Ez da berdina oportunisten eta aurreko erregimeneko zaleenzitalen jarduera, Alderdi barnean beren frakzioa izatearekin (Mao-k defendatzen zuena).

    Ez da “ni-ni” izatea ala ez, kontestu politiko-geoestratetikoa aztertuz, iraultza sozialistarako zer den onuragarriagoa eta inperialismoarentzat zer kaltegarria ikustea baizik.

    “El Partido y el pueblo albanés se oponen a las guerras imperialistas de rapiña y están decididamente al lado de las justas luchas de liberación nacional, que están y deben ir en todo momento en beneficio de los pueblos, en favor de la revolución. Ellos no están en contra de respaldar incluso a un estado burgués, cuando ven que sus gobernantes son progresistas y combaten por los intereses de la liberación de su pueblo de la hegemonía imperialista. Pero nuestro país no puede hacer causa común o concertar compromisos, como los llaman los revisionistas chinos, con un estado dominado por una camarilla reaccionaria, que en interés de su propia clase y en detrimento de los intereses del pueblo, se alía con una u otra superpotencia.”

    Eta Odio de Clase edo bestelako edozein iraultzailerekin harremana izan dezaket hori Iraultza Sozialistarako bidean lagungarria dela iruditzen bazait, askoz gehiago batzen baigaitu urrunarazten gaituena baino, baina horrek ez du esan nahi marxismo leninismoaren, iraultza sozialistaren, langileriaren egiteko historikoaren etsaien jarduera salatuko ez dudanik, beren izena nahi den “on ikusia” izan arren.
    Badaukat ere beren burua m-l-tzat hartzen ez duten blog-ei lotura, beren jarduera egokia iruditzen zaidalako.

    Azkenik, “maoismoa” eredua izan daiteke iraultza demokratiko nazionalentzako, baina inoiz ez Iraultza Sozialistarako, marxismo leninismoaren oinarriak “txinatar erara” desitxuratu baitituzte bai Mao, bai bere jarraitzaileek.

  3. Gauza bat ez dut ulertzen : hoxhista gisa 70.hamarkadako “SESB” sozial-inperialista gisa kontsideratu behar zenuke. Beraz “SESB-ren aurkako akordio” bat ez litzateke txarra izan behar absolutuan. Ez dakit hala definitzen ahal zen, eta ez dut halabeharrez defenditzen 1972ko bisita hori, baina gertakaria kontestuan jarri behar da. AEBk galtzen zuen Vietnam-en, eta ondorioz, etsai nagusi ZUZENA Estatu txinatarrarentzat SESB (eta India pro-sobietarra) ziren seguraski, baina honek ez zuen inondik ere esan nahi garaiko munduko herrien etsai nagusia SESB zenik. Uste dut garaian, eta Stalin-ekin bezala, komunista askok nahasi zituztela Estatu sozialista zehatz batzuen interesak (bere biziraupena segurtatzea, inguratze inperialista haustea) eta MUGIMENDU KOMUNISTAREN INTERESAK. Zergatik Molotov-Ribbentrop paktuarekin konparatzen dudan ? SESBren interesa 1939an “bakea” lortzea eta denbora irabaztea zelako, baina Europako alderdi komunisten interesa nazifaxisten aurkako borroka armatua eramatea.

    Ziur dena da Mao eta Txinako Herri Erepublikaren esperientzia ezin dela gertakari honekin laburbildu…
    Eta bistan da inork ez du esaten Maok egin eta idatzi zuen guztia “ebanjelioa” zenik, ezta ere Alderdiak ez zuela inongo hutsik egin, Stalin bezala ! Gehituko nuke beste elementu garrantzitsu bat : Mao komunista disziplinatua zen, beraz askotan bere hitza Alderdiaren ildoari “makurtzen” zen, eta bere hitzak Alderdiaren indar harremanak islatzen zituen.

    Bestalde, “Hiru munduen teoria” makurki Mao-ri egoztea ez ezik, niretzat jarri dituzun pasarteetan bederen Hoxha-k ez du ezer frogatzen, soilik doako akusaziok botatzen ditu, iturririk eta zitaziorik gabekoak, hemen adibidez oso nabarmena da :

    “De las conversaciones que hemos sostenido con ellos se desprende que toda experiencia revolucionaria mundial, no tenía mucho valor para los chinos. Para ellos sólo tenían valor su política, la lucha que han desarrollado contra Chiang Kai-shek, la larga marcha, la teoría de Mao Tse-tung. Por lo que se refiere a los valores progresistas de los demás pueblos, los chinos no tenían ninguna consideración o ésta era muy poca, incluso no se tomaban la molestia de estudiarlos. Mao Tse-tung ha declarado que «los chinos deben dejar de lado las fórmulas creadas por los extranjeros». Pero no determina cuáles son estas fórmulas. Él ha denunciado «todos los clichés y los dogmas tomados de los otros países». Aquí surge la siguiente pregunta: ¿Acaso en estos «dogmas» y «clichés» extraños a China se incluye también la teoría del socialismo científico que no ha sido elaborada por los chinos?”

    Diozu :
    “Klase borroka Alderdiaren barnean gertatzen da, gizartearen berdin. Horrek ez du esan nahi burguesek eta kontra-iraultzaileek “askatasuna” izan behar dutenik ez politika egiteko, eta are gutxiago Langileen Alderdiaren barnean “ildo politiko” bat izateko. Ez da berdina oportunisten eta aurreko erregimeneko zaleenzitalen jarduera, Alderdi barnean beren frakzioa izatearekin (Mao-k defendatzen zuena).”

    Mao-k ez zituen “frakzioak” defenditzen, ziona da ildoak (ezkerra, zentroa, eskuina) BETI eta NATURALKI sortzen direla Alderdian, eta eskuineko ildoa garaitu behar dela MASEN MOBILIZAZIOAREN bidez, Iraultza Kulturalan saiatu ziren bezala. Eta hau maoismoaren ekarpen oso garrantzitsu bat da. Irakurri Kimetz-en testu bikain hori : http://odiodeclase.blogspot.fr/2012/05/lo-que-significo-la-revolucion-cultural.html
    Mao-k Stalin-en praktikan hori kritikatu zuen, klase etsaien aurkako borroka kasik bakarrik zuzendaritzan eramatea, herri-masak ez inplikatzea. Baina ados nago zurekin puntu batean : komunista txinatarrek askatasun gehiegi utzi zietela zenbait etsaiari, adibidez Deng Xiaoping, Alderditik kanporatu-eta berriz etortzen uztea…
    Stalin-en asko fusilatu zuen, alta honek ez zuen eragotzi kontrairaultzaileek boterea hartzea goiz ala berant !
    Beraz niretzat, Alderdiaren barne kontraesanak konpontzeko bidea litzateke Stalin-en eta Mao-ren artekoa ! Borroka ideologiko intentsiboa, baina behar delarik kontrairaultzaileak fusilatzea ez dudatzea !
    Uste dut Mao-k garatutako praktikaren zuzentasunaren froga argiena dela : SESBen 1953tik goiti gertatu zen kontrairaultza orokorrean “lasaia” izan zela, ez zen herriaren altxamendurik gertatu, aldiz 1976an Deng Xiaoping-ek hamar milaka komunista erahil behar izan zituela kapitalismoa berrezartzeko.

    “Azkenik, “maoismoa” eredua izan daiteke iraultza demokratiko nazionalentzako”

    Ba hain zuzen, Mao-k egin duena marxismo-leninismoa aberastea izan da, besteak beste herri erdi-kolonial erdi-feodaletarako iraultzaren (lehen fasearena ! “Demokrazia berria”) teoria elaboratuz, herri inperialistetako iraultza sozialistarako teoria erabat atxikiz. Baina Hoxha-k hau ezin zuen onartu dirudienez, beretzat munduko Estatu guztiak soilik “kapitalistak” zirelako, maila ezberdinetan garatuak, baina feudalismoa ez zuen ikusten.

    Herri Gerraren teoria militarra ekarpen nagusienetakoa izan da, eta herri inperialistentzat ere. Hauetako erakunde komunista eta iraultzaile armatu GUZTIAK maoismoaz eta bere teoria militarraz inspiratu dira neurri batean edo bestean (batzuek alboratu zuten ondotik, eta hain zuzen kasik ber momentuan hasi ziren ahultzen…) : RAF, BR, GRAPO, ETA, PIRA, INLA, Black Panthers…

    “beren izena nahi den “on ikusia” izan arren.”

    Kasik Stalin-ena bezainbat ! Aldiz, Guevara adibidez benetan “ongi” ikusia da/zen (nahiz eta burgesiaren “induljentzia” geroz-eta ttipiagoa izan), alta kamarada da, nahiz eta bere “foquismoari” buruz balitekeen esateko…

    “marxismo leninismoaren oinarriak “txinatar erara” desitxuratu baitituzte bai Mao, bai bere jarraitzaileek.”

    Eta zer diozu bere atzoko zenbait jarraitzaileetaz ? Ho Chi Minh, Mao-ren ildo militarra erabat aplikatu zuena ? Etxebarrieta anaiak eta Argala (“Askapenerako Herri Gerra garatu behar dugu” ziona) ?

    Eta gaur egungo jarraitzaileetaz ? Aipatu ditudan herrietakoak ?
    Bederen pozten naiz jakitea ez duzula ararozik zenbait maoistekin…

    PD: Azken artikuluan baliatu dituzun hainbat elementu EHSn utzi nituen iruzkinetakoak dira. Jeje, marxista-leninista-maoista batek eskainirik !
    (aipatu dudan ETAren testua soilik frantsesez aurkitzen dut : http://etoilerouge.chez-alice.fr/docrevinter/txikia3.pdf)

  4. Sobietar Batasuna sozialinperialista izateak ez du inondik inora justifikatzen gizateriak ezagutu duen munstro inperialista zapaltzaileenarekin harremanetan jartzea. Zergatik hurbildu zen Mao AEBei eta ez Sobietar batasunari, biak “inperialistak” baldin baziren? Ba Txinak bazekielako AEBren eskutik superpotentzia bihurtzeko laguntza gehiago jasoko zuela, eta ez besterik. Noiztik da hori jarrera marxista-leninista, ala soilik iraultzailea?

    Hoxha-k dio ez dakiela “hiru munduen teoria” Mao-k asmatua den ala ez, baina bere idatzietan eta bere politika sozial-inperialista bidezkotzeko erabili zuela, eta hau nahikoa dela Mao marxista ez zela esateko. Eta bere esperientzia pertsonaletik esaten duena, ba sinetsi beharko zaio. baina beste guztia irakurrita, ez zait batere “lekuz kanpokoa” iruditzen Mao eta maoista txinatarrek horrela pentsatzea.

    Nola ez zuen ba kontra-iraultzaileak Alderdian onartuko, bere sostengu nagusia zen “burgesia nazionala”ren ordezkariak baziren? Liburuan Deng Xiaoping baino kasu gehiago azaltzen dira.

    Gezurra. Hoxha-k feudalismoa ere kontutan hartzen zuen, eta Iraultza Sozialista baino lehen iraultza demokjratiko nazionala behar zela zion, baina langileriak gidaturik, alderdi m-l batekin, eta ahal bezain azkar sozialismoaren eraikuntzan hasteko asmotan. Mao-k aldiz abangoardia nekazariengan ipintzen zuen (???) eta feudalak bota ondoren 10000 urte edo behar zirela sozialismoa eraikitzen hasteko zion, eta bitartea ba kapitalismoa garatu eta “burgesia nazionala” indartu behar zela. Oso azkarra tipoa.

    Mao-ren ekarpenak arlo militarrean (Herri Guda) ez du zerikusirik marxismo.leninismoarekin. iraultza egiteko balio du, baina horrek ez du zihurtatzen iraultza langileriak zuzenduko duenik, ez gero Sozialismoa eraikiko delarik (berez, Mao-k guztiz alderantzizkoa egin zuen). Sun Tzu-ren “Gerraren artea” ere oso ikasia da eta ez du langile diktadurarekin inongo loturarik, nahiz eta ildo politiko zuzen bat (m-l) bat jarraituz langileriaren egiteko historikoari asko lagundu diezaioken.

    PD: Milsker iruzkin hori idazteagatik, inspirazio ona izan zen. komentarioa sinatu baldin bazenu jarriko nukeen zerabit postean. Ikusten denez, naiz eta Mao-ren inguruan iritzi erabat aurkakoa izan, ez dugu kasik ezberdintasunik gure ildo politikoan.

  5. “Zergatik hurbildu zen Mao AEBei eta ez Sobietar batasunari, biak “inperialistak” baldin baziren? Ba Txinak bazekielako AEBren eskutik superpotentzia bihurtzeko laguntza gehiago jasoko zuela, eta ez besterik.”

    Momentu KONKRETU hartan, SESB Txinaren etsai nagusia zelako (AEBk Vietnam-en galdu zutenez). “Superpotentzia”arena Historiaren berridazketa egitea da. Errebisionisten politika kapitalista ezin zaio Mao-ri egotzi. Gainera Hoxha-k geroa erabiltzen du prozesu hori aipatzeko, hots onartzen du Mao-ren garaian superpotentziaren eraikuntza ez zela oraindik hasi (baina oso ongi aurreikusi zuen kontraitraultzaileek egin dutena azken 35 urteetan, nola inperialismo txinatarra eraiki duten).

    “Hoxha-k dio ez dakiela “hiru munduen teoria” Mao-k asmatua den ala ez”

    Jada, honek asko esan nahi du !

    “Mao-k aldiz abangoardia nekazariengan ipintzen zuen (???)”

    Ez, Mao-k zion herri erdi-kolonial erdi-feudaletan, nekazariak iraultzaren indar NAGUSIA direla, baina proletalgoa indar ZUZENDARIA dela. Nolaz ez litzateke egia, Indian adibidez nekazari pobreak ehun milioika direlarik ? Txinan ziren bezala…

    “eta feudalak bota ondoren 10000 urte edo behar zirela sozialismoa eraikitzen hasteko zion, eta bitartea ba kapitalismoa garatu eta “burgesia nazionala” indartu behar zela.”

    10 000 urteena ez dut inoiz entzun, ez dut uste egia denik, edo esaldiak desitxuratua izan behar zuen…

    “Kapitalismoa” garatzearena, ba Boltxebikeek ez zuten ezer besterik egin, neurri ezberdin batean, SESBren baldintzei moldatua, NEP-arekin…
    Hori nion Hoxha-ri buruz, ez zuela onartzen kolonialismoaren eta feudalismoaren likidatzeak urrats espezifikoa behar duela, hots Demokrazia Berria lau klaseen aliantzaren bidez. Txinan sozialismoa eraikitzen hasi ziren (hutsekin, beste esperientzia sozialista guzietan bezala), lurrak kolektibizatuak izan ziren, eta Herri Komunen esperientzia aintzinatze kualitatiboa izan zen komunismorantz.

    “Ikusten denez, naiz eta Mao-ren inguruan iritzi erabat aurkakoa izan, ez dugu kasik ezberdintasunik gure ildo politikoan.”

    Maoismoa ez baita marxismo-leninismotik urrun ! Bere hirugarren etapa da…
    Garai huntako marxismo-leninismoa da !
    Marxismo-leninismoa inperialismoaren garaiko marxismoa zen, marxismo-leninismo-maoismoa inperialismoa baina iraultza sozialistak eta beren lorpenak eta porrotak ezagutu dituen garaiko marxismoa da. Kapitalismoaren lurperatze definitiboaren garaikoa.

  6. Bitxia da, erabiltzen dituzun argudio gehienak mao justifikatzeko Hoxha-k aurreikusten ditu bere liburuan, zertaz hitz egiten ari zen ondo zekien seinale. NEParena, adibidez, Lenin esanetan “beharrezko atzerapausoa” izan zen, ez egin beharreko zerbait. Eta “demokrazia berria”rena… nire ustez ez da soilik marxismotik at, baizik eta honen AURKA doa, iraultza sozialistaren egitekoa burgesia desjabetzea baita, ez hau indartzea zehaztugabeko etorkizun batean “pazifikoki” desagertarazteko (berez inongo zentzurik ez duena, indartuta baitago).

    Maoismoa ez da leninismoaren 3. etapa, honen desitxuratze berriskustzailea baizik. Egun ez dago inongo ezberdintasunik Lenin-en azterketak egin zituen garaiarekin alderatuta. Mao-k ekarpena egin zituen, diozunez, herrialde erdi-kolonialista eta erdi-feudaletan iraultza demokratiko nazionala, iraultza burgesa, aurrera eraman ahal izateko, baina guztiz porrot egiten du langileriaren diktadura ezartzeko orduan eta sozialismoa eraikitzeko bidean. Eta ez da inolako kasualitatea, Mao ez baitzen marxista-leninista, ez zuen klaseetan banadutako gizartearen desagertzea bilatzen, “burgesia nazional” txinatarraren loratzearen sustatzailea baizik, eta honetarako bere garaiko ideia ospetsuetan oinarritu zen, hauek bere nahietara birmoldatuz.

  7. Pingback-a: Aurrera langileria

  8. Pingback-a: Aurrera langileria

  9. Pingback-a: Aurrera langileria

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: