2 comments


Argala, gudari sozialista

 

 

 

 

Zuberoko mendi tontor gorenetik

Bilbo-z mendebaldeko azken lantegiraino

Euskadi

Bat-bere buruaren jabe-klaserik gabekoa

Izan dadino

Etendura gabeki borrokatu haizen

Euskal herri langile horri.

Euskal Iraultzaren Bizitza hire eskuetan ziagok.

 

 

“José Miguel Beñaran Ordeñana, Argala, murió, le mataron, el 21 de diciembre de 1978. Tenía tan solo 29 años y sin embargo era una de las figuras políticas con más carisma dentro de la organización en la que militaba, Euskadi Ta Askatasuna. A pesar de su corta edad había participado en varias de las acciones realizadas por dicha organización, al mismo tiempo que había alumbrado algunas de las más brillantes páginas de teoría política escritas en el ámbito ideológico de la izquierda abertzale. Teoría y práctica. Ese era el secreto de aquel joven delgaducho nacido en Arrigorriaga para ganarse el reconocimiento, o cuando menos el respeto de todos, amigos y enemigos. Eso y una modestia sincera, una humildad no disimulada, una profundidad en el trato humano que hacía muy difícil no apreciarle.

(…)

<<Ha habido, vaya que si ha habido, vencedores y vencidos. Ha triunfado la España Una, Grande y Libre; es decir la España de la Falange Tradicionalista. Ha caído vencida para siempre esa horrible pesadilla siniestra que se llama Euskadi (…) Vizcaya es otra vez un trozo de España por pura y simple conquista militar. Nos habéis salvado vosotros, ejercito de España. Nos habéis salvado por conquista, por la fuerza, a tiros y a cañonazos.>>

Ecos de dolor y de derrota, de humillación y silencio para los perdedores, los rojos y los separatistas, que además de ser vencidos y ante la imposibilidad de ser convencidos, debían ser humillados. Ecos que también resonarían durante años en las descargas de los pelotones de fusilamiento que acababan con la vida de los gudaris vascos a las afueras de los penales, que se convertían en grilletes para los penados en campos de trabajo. Clara declaración de intenciones de un franquismo triunfante y vengativo que, tras arrasar a sangre y fuego la tierra vasca se había propuesto también acabar con la identidad de los supervivientes. Los mecanismos del fascismo genocida de posguerra se ponían en marcha. Sobre el cuello de Euskal Herria se cernía, en palabras de Javier Sanchez Erauskin <<un nudo corredizo (…) que se apretó hasta extremos insostenibles>>.

(…)

Para su familia aquello significo un nuevo golpe. Todos habían notado el cambio en la personalidad de José Miguel en los últimos años, su abandono de las creencias políticas de su primera juventud y del activismo católico posterior, y su entrega a un nuevo ideal político y personal. Pero ninguno conocía que la profundidad del cambio había sido tal como para estar implicado tan activamente en la lucha. (…) Pero repentinamente Argala se vio en la tesitura de huir del pueblo porque la Policía o la Guardia Civil podía detenerle en cualquier momento. (…)

Una vez que las circunstancias habían impuesto su paso a la clandestinidad, el futuro de Argala solo podía tener contenido de lucha. Tenía 21 años.

(…)

Pero el asunto no quedo ahí. Tras la manifestación se desato la tensión en el pueblo… Tal y como relataría otro compañero de Argala, la Guardia Civil apuntaba con sus armas a los manifestantes y en un momento dado:

<<A él le dio tanta rabia que no se pudo contener y gritó `cabrones´ y ellos le dispararon… agachó la cabeza y no le dieron, pero se libró de buena. Y después solía comentar como había hecho muy mal porque estando clandestino no debía haber aparecido por allí, pero fue superior a él. >>

Y es que realmente Argala estaba bastante más implicado en el proceso de Burgos y en la militancia activa de lo que sus anfitriones podían suponer.(…)

(…)

Argala nos deja en su autobiografía algunas de las páginas políticas más inspiradas de la historia reciente de Euskal Herria. Sin altisonancias ni adornos literarios, con la sencillez y sinceridad que le caracterizaba, Argala recorre los aspectos más importantes del debate político de la Euskadi de los primeros setenta aportando una visión lucida y comprometida, apasionada, pero también racional sobre estos problemas. No es difícil imaginar la figura de Argala escribiendo estas páginas en algún rincón de la clandestinidad, en una actitud como la que evoca Antxon:

<<El escribir le exigía un esfuerzo físico y de voluntad, reflejo derivado de unas circunstancias que le imponían la disciplina de hacerlo. Y, sin embargo, sus expresiones literarias fluían en un lenguaje claro, sereno, en una palabra, popular, sin incurrir en la pedantería de aquellas frases que denominábamos de ´cinco duros´. Muy en consonancia al ideario y a la idiosincrasia de la organización E.T.A. a la que pertenecía y a la que representaba. Aunque habitualmente no fumaba, a la hora de escribir se acompañaba de un purito y una copita de licor.>>

(…)

Diferentes referencias de las luchas de otros pueblos empiezan a ser conocidas por los militantes que se mueven en Madrid. Si bien históricamente habían sido los procesos de liberación nacional de naciones del Tercer Mundo y colonias las que desde su fundación habían sido utilizadas por ETA como referencias, como el caso de Cuba y Argelia, e incluso China o Vietnam, ahora son las guerrillas latinoamericanas, especialmente las guerrillas urbanas del cono sur, las que se perfilan como más atractivas y próximas referencias. Efectivamente, las similitudes sociopolíticas y culturales con los países y movimientos que se estudian ahora son mucho mayores, así como mayores son las semejanzas en cuanto a los métodos de lucha utilizados o utilizables. Los Montoneros argentinos, los teóricos de la guerrilla urbana, especialmente el brasileño Marighela y sobre todo la teoría y la práctica del MLN uruguayo, los Tupamaros, son ahora los principales ejemplos a imitar o al menos a tener en cuenta.

(…)

Un aspecto que en su momento llamo la atención fue el hecho de que Zabala fuera un empresario vasco y que su secuestro se interpretara desde algunos sectores como un preludio de un enfrentamiento civil y una desviación del enfrentamiento frontal contra la dominación española.(…)

ETA, sin embargo, dejó bien claro desde el principio su opinión al respecto:

“Todos los patronos son iguales para nosotros, son nuestros explotadores, no cambia nada el que tengan o no apellidos vascos, pues nos oprimen igualmente sean vascos, españoles, franceses o yanquis.

TANTO UNOS COMO OTROS SON NUESTROS EXPLOTADORES. Dicen que Zabala es vasco, pero explota a los obreros con igual saña que cualquier otro patrón, independientemente de su nacionalidad.

Con ella (con la acción de Zabala), la organización se afirma en su política de eliminación de influencias pequeño-burguesas y en su acercamiento a la clase obrera (…) Pero Zabala fue secuestrado por ETA entre otras cosas por `vasquismo´. En cuanto a vasco en realidad no tenemos nada contra el, pero como explotador vasquista de otros vascos y españoles, sumaba a la nefasta labor de su explotación el desprestigio del abertzalismo”

 (…)

Para Argala, que siguió constantemente las amargas horas en la que los tanques y aviones del Ejército chileno aplastaban el sueño de la revolución pacífica, aquel fracaso significo un golpe moral, pero también una importante fuente de aprendizaje y reflexión. La oligarquía no estaba dispuesta a permitir que se les arrebatara sus privilegios por las buenas. El pueblo debía estar preparado para un enfrentamiento violento porque, a la hora de la verdad, si se quería defender una revolución no se podía confiar en estructuras burguesas como el ejército o el parlamento, sino en las propias fuerzas del pueblo autoorganizado entre las que la lucha armada jugara su papel. La renuncia o el rechazo a la violencia podían ser a veces bienintencionados, pero cuando de ella se deriva el fracaso de un proceso revolucionario y males mayores que los que derivarían de haberla ejercido en su momento, esta violencia era una opción tan dura como imprescindible. Y la negativa a ella se tornaría es irresponsabilidad.

<<(…) la burguesía recurre a las armas cuando ve en peligro sus privilegios, lo que induce a pensar que si la clase obrera no se plantea el problema en términos semejantes, tendremos ocasión de presenciar muchas matanzas y pocas revoluciones.>>

Argala no iba a olvidar nunca la lección de Chile.

(…)

El imponente coche negro avanzaba lentamente. Al llegar a la altura del Austin, frena un poco la marcha y se escora ligeramente a la derecha para ponerse justo encima del explosivo. Argala realiza la señal a su compañero y éste pulsa el botón. Al instante el suelo se abre y se eleva, alzando con él, como si apenas pesaran, las dos toneladas del vehículo de Carrero. Todo ocurre como a cámara lenta, entre un ruido sordo y ronco que crece poco a poco hasta estallar en un bramido.  El coche, que al contrario de lo que pensaban los miembros del comando no está blindado, se proyecta hacia el cielo impulsado por una nube negra sobre la que parece flotar. En un eterno segundo el vehículo vuela por encima del edificio anexo a la parte posterior de la iglesia, alcanza unos 35 metros de altura y se estampa en el alero de un patio interior del convento. Los miembros del comando comienzan a replegarse hacia su coche, con una no simulada expresión de susto, gritan <<¡gas, gas!>>. El hombre que ha accionado el dispositivo no puede dejar de pensar en Josu Artetxe, su gran amigo asesinado por la Policía en Donostia apenas unos días antes, el 6 de diciembre. La Policía había rodeado la vivienda del barrio de Altza en la que Josu se encontraba y, tras arrojar al interior botes de gas lacrimógeno, le acribillaron cuando se asomo a la ventana para respirar. Pensando en él ha apretado el detonador, asegurando después: <<Josu me ha dado fuerzas>>.

(…)El comando Txikia había cumplido su objetivo, y la presencia de Eustakio Mendizabal se reflejaba en algo más que en el nombre del grupo que ejecuto al almirante: la goma-2 empleada había sido requisada precisamente por él, junto a otros militantes, en un asalto a un polvorín en Hernani, apenas unas semanas antes de su muerte.

(…)<<Si los dirigentes del PCE mantuviesen alguna ligazón aun con el pueblo es posible que estuviesen dotados de esa intuición que ha llevado a muchos militantes de su base a aceptar como lógico el hecho de que ETA ejecutase a Carrero Blanco. Pero hace tiempo que los carrillistas dejaron de sentir con el pueblo y ello les ha conducido a sostener una posición ridícula como la de Leizaola y, si cabe, más impopular(…)

Su desprecio hacia el pueblo llega hasta el punto de considerarlo incapaz de socavar un pequeño túnel, instalar un explosivo, tender un cable y apretar un interruptor. Es completamente lógico que teniendo tal visión del pueblo predique el pacifismo y la reconciliación nacional, pues, si lo considera incapaz de llevar a cabo cosas tan sencillas, ¿Cómo ha de considerarlo capaz de hacer una revolución? Hacer una revolución socialista significa por parte de la clase obrera, destruir un Estado burgués y construir otro proletario; significa tomas en sus manos la dirección económica, cultural y política de un país.>>

(…)

El problema estribaba en la relación que la propia ETA iba a tener con esas organizaciones, que de una manera más o menos espontanea ya estaban empezando a surgir. Para los futuros polimilis la estructura militar y las políticas debían formar un todo, al menos en su dirección. Para los milis, ambas debían mantenerse orgánicamente separadas, pero permaneciendo en contacto y tratando de sintonizar políticamente. (…)

En ese momento emergió la figura de Argala con más fuerza que nunca. Lejos de desistir y marcharse a América, como había pensado hacia unos meses, Argala afronta la responsabilidad de saberse ante una etapa de crucial importancia.(…)

(…) Como el mismo diría tiempo después: <<Yo hablo con todos, intelectualizo a los militares y militarizo a los intelectuales>>. Argala aportara a la futura ETA militar el factor intelectual y teórico necesario para que el proyecto cuaje.

Dos modelos organizativos se enfrentaran en las futuras ETA político-militar y ETA militar. Pero el factor personal no deja de tener una vez más su gran importancia, dado que los argumentos de unos y otros son inicialmente escasamente conocidos.

(…)

Pero durante los primeros meses de 1976 las diferencias se fueron limando y en agosto de ese año KAS da el primer gran salto de su historia al pasar de ser una coordinadora técnica y de debate a una coordinadora unitaria de la izquierda abertzale unida por una alternativa de consenso tanto a niveles tácticos como estratégicos. Estos últimos serian la lucha por la independencia, el socialismo, la reunificación nacional y la recuperación del idioma y de la cultura vasca, así como la lucha internacionalista contra el imperialismo. Los objetivos tácticos fueron presentados en una alternativa de 8 puntos que partía de la propuesta de los polimilis y que se vio enriquecida con las aportaciones de otras organizaciones. Las fuerzas firmantes de este manifiesto fueron ETApm, EHAS, LAIA, LAB y LAK, prestando su apoyo expreso a la misma ETA militar.

(…)

(…)Es muy probable que si el día de mañana los Sres. González y Múgica llegan al poder, apoyados por el converso Carrillo, en vez de un intento de socialismo como el de Allende en Chile, tengamos un régimen policiaco como el de la Alemania gobernada por el partido homologo del PSOE en aquel país.

(…)Todo el pueblo vasco debe ser consciente que del PNV solo se puede esperar consiga para Euskadi aquello que los sucesivos parlamentos españoles estén dispuestos a ofrecernos(…) Porque, no nos engañemos, el PNV no hará que sus diputados formen parte de un Parlamento vasco que hable de igual a igual con el Parlamento español, única forma de lograr lo que queremos, y no lo que nos quieren dar. Y no lo hará porque ser consecuente con ello, le exigiría colocarse en situación de fuerza y apoyar la lucha popular de la que, consecuentemente con su política burguesa, reniega. Lo más que pueden hacer serán retiradas esporádicas de tipo simbólico, como forma de presión y si no surtiesen efecto, claudicará sin duda alguna; todo antes que correr el riesgo de que pueda abrirse un proceso revolucionario. Para el PNV, lo primero es el orden, y después los objetivos de esa mediana y pequeña burguesía vasca que representa; y esto no porque el logro de esos objetivos no sea lo suficientemente importante como para arriesgarse a la cárcel o la muerte para lograrlos, para unas clases que gozan de un alto nivel de vida –si eso fuese podría callarse cuando otros luchan y no lo hace- sino porque fuera del orden puede producirse una revolución socialista en Euskadi y ese peligro constituye su enemigo principal.”

 (…)

Los Bereziak desarrollarían antes de la unificación con los milis su propia campaña armada, dentro de la cual la acción más sonada fue el secuestro y posterior ejecución del oligarca vizcaíno Javier Ibarra Berge. Ibarra era uno de los mas destacados miembros de la oligarquía de Neguri, siendo miembro de los consejos de administración de varias de las principales empresas vascas. En su vertiente política era un significado fascista que había ocupado durante la dictadura los puestos de alcalde de Bilbo, presidente de la Diputación vizcaína y diputado a Cortes. Ante la negativa de la familia a pagar los 1000 millones exigidos como rescate los berezis ejecutan a Ibarra el 22 de junio.

(…) Tan solo ETA militar salió en defensa de la actuación de los Bereziak, con tanta vehemencia y convicción como si la acción hubiera sido desarrollada por ellos:

“Nadie se ha sorprendido cuando ETA ha ejecutado al cabo del servicio de información de la Guardia Civil Sr. Posadas, o al grupo de numerosos del mismo cuerpo ejecutados en la subida de Aranzazu cuando volvían de retirar una ikurriña. En cambio mucha gente parece haberse escandalizado con la muerte de Ibarra. ¿Por qué? La Guardia Civil, la Policía Armada, las mismas Fuerzas Armadas no existirían sin los Ibarras y otros como ellos. Estos cuerpos no son sino un servicio de guardaespaldas de la oligarquía institucionalizados a nivel del Estado. (…) Las llamadas Fuerzas de Orden Publico y las Fuerzas Armadas, el mismo Carrero Blanco, no son más que una enorme plantilla de asalariados, encargados de mantener el orden, en las fabricas y los pueblos de la oligarquía. Es por orden de ella que se levantaron un 18 de julio y es por orden de ella que nos han torturado y asesinado. Ella es nuestro peor enemigo y a ella pertenecía Ibarra.”

 (…)

Por todo ello, una a una, las vías de contacto del primer semestre de 1978 se fueron cerrando. ETA fue advertida de la posibilidad de que, ante la imposibilidad de arrancarle concesiones a través de los señuelos negociadores, el Estado respondiera pasando a la acción armada contra los responsables de la organización en Iparralde y contra los dirigentes de KAS en Hegoalde. El propio Argala comunico a varios dirigentes de HASI que ETA conocía que existía la posibilidad de que atentaran contra ellos. Uno de ellos le respondió:  <<Pues bueno, si nos liquidan, por lo menos les daréis caña a ellos, ¿no?>> a lo que Argala contesto: <<Ya caerán dos o tres generales…>>.

(…)

No fue un acto masivo, brillante por la asistencia de miles de personas, ni por los discursos, ni tampoco porque ocurriera ningún incidente especialmente sangriento, cosa que dadas las circunstancias podía temerse. Fue un acto sencillo, como ha Argala le hubiera gustado, pero también más impresionante que cualquier homenaje que premeditadamente hubiera podido organizarse. En la mañana de ese día cientos de policías ocupaban todos los rincones de la ciudad y también sus accesos. Nadie que no fuera de Arrigorriaga podía acceder al pueblo. Miles de personas se quedaron retenidas en las entradas de la localidad. Algunos llegaron a conseguir romper el cerco cruzando el río o arrojándose del tren en marcha, pero el grueso de los miles de asistentes hubo de desplazarse a la vecina localidad de Basauri para expresar allí su protesta y homenaje. (…)

De repente, de la casa de los Beñaran sale el féretro portado por seis personas y cubierto por una gran ikurriña. Por delante del féretro se sitúan Pablo e Iñaki, los dos hermanos de José Miguel, portando una bandera roja con un puño y una hoja de roble, el anagrama de KAS. Tras ellos tres sacerdotes y detrás el féretro portado por amigos y representantes políticos, como los miembros de KAS Txomin Ziluaga y Santi Brouard, el representante de HB, Telesforo Monzón y el dramaturgo Alfonso Sastre. Finalmente iba la madre de Argala con su hija Maite y el primo de Argala, Joxean, flanqueados por siete personas que portaban ramos de flores. Seis simbolizaban los herrialdes vascos y, la séptima, portaba un ramo de rosas rojas dedicado por ETA. Algo más lejos varios periodistas seguían atónitos el espectáculo, y unos metros detrás, tres coches de la policía cerraban la marcha.(…)

Veintiún años después de la muerte de Josa Miguel Beñaran Ordeñana, las calles de Arrigorriaga siguen siendo un lugar tranquilo que solo de vez en cuando se ve sacudido por los ecos de una lucha que todavía continúa. Pero hoy, tanto los juegos tranquilos de los críos, como los paseos de los mayores y el poteo de los jóvenes, al igual que las manifestaciones y asambleas, ya no se celebran en una plaza junto al ayuntamiento que se llama plaza España. Y no porque haya cambiado la ubicación de estas actividades, sino porque desde hace tiempo esa plaza se llama plaza Argala.”

 

ARGALA – Iker Casanova eta Paul Asensio

 

 

 

AUTOBIOGRAFIA POLITICA

 

TESTAMENTO POLITICO (Audio)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Oso garrantzitsua da iraultzaile batentzat beste herrialdetan gertatzen diren matxinadak, estatu kolpeak, eraso inperialistak, nazio askapen mugimenduak… ezagutu eta ikertzea. Marxismo-leninismoaren unibertsaltasuna ulertu eta gero, toki bakoitzean bere berezitasunak dituzten baina den-denak teoria zientifiko-politiko honek, herrialde guztietako langileriaren askatasun bidearen gidari den teoria honek, finkatzen dituen parametroen barnean jasotzen direla ikusteko, eta nola tokian tokiko irakaspenek geure borrokara ekarri ditzazkegun berresteko.  Azken urteetan euskal herritar iraultzaileontzat eredu izan diren hainbat borroken bilakaerak, hala ere, marxismo-leninismoa era egokian ez erabiltzearen (hala hau mespretxatzearen eta burgesiaren moda-ko edo sortutako ideologiak besarkatzearen) ondorioz OSO gaizki ekarriak izan dira, euskal langileriaren jomuga Historikotik begiratuz, behintzat. Ipar-Irlanda, non SinnFeinn eta Provos-en errendizioak gaizki antolatutako erakunde armatu errepublikarrak piztu dituen, eta Britania Handiko inperialismoaren nahiak indartu diren. Hego-Afrikan, non Apartheid-aren amaierarekin, hau da, burgesiaren barnean larru beltzekoak onartzea lortuta, guetto-ak ez soilik iraun baizik eta handitu diren, bortizkeria matxista eguneroko gauza den eta langileria era basati batean zigortua den. Hori bai, orain burgesiaren txakurrak “beltzak” izanik. Eta zer esanik ez Palestina-ri buruz, non inperialismo mendebaldarrak bahimendutako genozidioa jarraitzen duen, kontzentrazio-eremu erraldoi batean (non daude “kondenatzearen” zaleak kasu hauetan?).

 HAIN ZAILA AL DA ULERTZEA arazo nazionalaren, ingurugiroaren hondatzearen, sexismoaren, kolonialismoaren, eraso inperialisten, ideologien, etxebizitzaren-arazoaren, “segurtasuna”ren, langabeziaren, Estatuaren auziaren, drogen kontsumoaren, borroka-moldeen, aurrerapen zientifikoen, erlijioen… atzean, oinarrian, KLASEEN ARTEKO BORROKA dagoela? Badirudi batzuentzat hala dela. Ala beharbada ez dute hau ulertzeko inongo interesik.

Euskal Herria, mendebalde inperialistaren barnean dagoen nazio da, bere baitan ekoizpen harremanak eta ekoizpen indarrak, Lana eta Kapitala,  sortzen eta birsortzen diren eremua, hots,  klase-borroka ematen den eremua da. Beraz ezin da “subirotasunaz” hitz egin, nazio horren, gizarte horren baitan dagoen klase ugarienaren interesak kontuan hartu gabe, Euskal Herri Langilearen jomuga Historikoa kontuan izan gabe. Euskal Herriaren Nazio Askapena iraultza sozialistaren zati da, hau da, klase-borrokatik inola ere ez banadu ezin daitekeen auzia. Honetaz ez hitz egitea, ez sozialismoaz, ez inperialismoaz, ez langileriak prozesu horretan izan behar duen gidaritza kokapenaz, Euskal Herri Langilea burgesiaren menpe ipintzea esan nahi du, bere kokapena edota ideologia edozein izanda ere, eta bere askatasunera eramango ez duen bidetik itsu-itsuan bideratzea.

Batzuen esanetan (otegisten esanetan), lehenik Estatu Burges Baskoa lortu behar da, eta gero, ikusiko da, sozialismoa edo dena delako hori eraikiko ahal dute gorri temati horiek… Hau, dudarik gabe, Euskal Herri Langilea saltzea da, berau klase zapaltzaileen mesedera ipintzea, bere askapenerako beharrezkoak dituen tresnak alboratzea, Euskal Estatu Sozialista eraikitzea ahalbidetuko dion indar-harremanaren aurka zuzenean jotzea. Baina herrialde erdi-kolonial eta erdi-feudaletan ez al da beharrezkoa langileriaren batasuna burgesia “abertzalearekin”? Bai, baina betiere langileriaren gidaritza bermatuta egonda eta iraultza demokratiko-nazionala iraultza sozialistan, Sozialismoaren eraikuntzan, ahalik eta azkarren bihurtuz. Eta Euskal Herria EZ DA erdi-garatutako herrialdea, guztiz industrializatutako herrialdea da eta burgesia inperialista mendebaldarraren barnean burgesiaren zati garrantzitsu bat duena (bai espainolista bai “euskaltzalea”). “Reconciliacion nacional”, aurkako interesak dituzten klaseen arteko adiskitzea bilatzea… zapaltzaileen botore-egiturei men egitea besterik ez da, kapitalismoak sortutako inperialismoa onartzea, Iraultza Sozialistaren aurka kokatzea.

Bitartean, “España” egitasmo politiko ukaezintzat duen burgesia-handiaren ideologo eta propaganda zabaltzaileek faxismoa-ren betiko aurpegia erakusten hasi dira, beren lekaio nazkagarriak saritzen jarraitzen dute, eta inperialismo yanki-aren txakur (eta erakunde anti-inperialisten itua) izatea hain gogoko duten bestelako morroiek beren jabeen nahiak mehatxuen bidez azaltzen dituzte. Erreformista euskaltzaleak aldiz, beren ildo burges-ttipi eta anti-komunistari jarraituz, honen eta inperialismoaren bidegabekeri guztien aurrean isildu eta marxismo-leninismoa erasotzen dute, bai GARAn, bai Lapiko Kritikoan. Iker Casanova-ren azken idatzia benetan negargarria da. Zorionez, badira Fermintxo-rena bezalako esperientziaz betetako ahotsak, egurra ondo banatzen dutenak. Hala ere, oso gutxi, euskal langileriak zuen ustezko zuhurtasun eta harrotasuna kontuan harturik. Gogoa daukat EHBildu-k sortuko duen “Tsunamia” ikusteko. Zipaioen buru bihurtzea lortzen badute, utziko al gaituzte gorri tematiei Sozialismoaren aldeko borroka aurrera eramaten? Jaja, ez dut uste.

Hobe da Euskal Herri Langilearen aldaketa eta iraultza grinak guztiz zanpatuta daudela jabetzen bagara, aitzinean zuen su eta odolezko determinazioa komuneko zulotik galdu dugula, “Leviathanaren” eskuetan erori garela. Eta erruduna ez da soilik Kapitalaren morroien maltzurkeria, azpijokoa, krudelkeria eta errepresio kupidagabea. Ez eta burges-ttipien, salduen eta koldarren jokaera eta haien pentsakera kaxkarren eragin erreformista. Errua bada ere Euskal Herri Langilearen gehiengoa beste klaseen menpe egotea galarazi ez dutenak, bere borroka erakundeek marxismo-leninismoa barneratu ez izana bahimendu dutenak, Kapitalismoaren aurkako borroka uneorokoa dela ahaztu dutenak, Euskal Herri Langileari bere egiteko Historikoa zein den erakutsi ez diotenak, Sozialismoaren eraikuntza eta Historia berriari hasiera emateko grina bihotz orotan sartzea lortu ez dutenak… Euskal Herriko Errepublika Sozialista Bateratu eta Euskalduna herri honen jomuga nagusia izatea erdietsi ez dutenak, honetarako aukera izanda.

Baina tira, egia esanda, ez da lan erraza. Oso lan zaila da. Geure alde dugun gauza bakarra, geure ideologia, geure estrategia, geure taktika, edozein etsai baina indartsuagoa dela dakigula da, hauek guztiak bidezko kausa baten mesederako, komunismoaren kausaren mesederako direlako. Betiere, marxismo-leninismoaren pentsakera garailea jarraituz. Berea egin, defendatu eta garatzen duenak, Iraultza Sozialistaren gudaroste loriatsuaren parte da, benetazko komunisten gudaroste garaitezinaren parte da, proletalgoa eta zapaldu guztiak mundua eraldatzeko borrokan gidatzen dituena, Kapitalismoa suntsitu eta mundo berria, mundu Sozialista eraikitzeko. Euskal Herri Langilearen borroka antolamendua izango den ezker abertzalea berreraikitzeko prest gaude, eta zuek, prest al zaudete?

 

IRAULTZA ALA HIL!

 

 

PD: Argala plaza jadanik ez da horrela deitzen, togaz jantzitako espainiar Tribunal bateko faxista batek hala esan duelako. Klase-etsaiak suntsitu!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 responses to “

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pingback-a: Aurrera langileria

  2. Pingback-a: Aurrera langileria

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: