2 comments


Kapitalari Sua!

 

 

“(…)

Somos la juventud revolucionaria pilar determinante para el triunfo liberador del pueblo trabajador. Esta afirmación lejos de entenderse como sobrevaloración nuestra hacia todo el proceso global de todo el pueblo trabajador vasco, no hace sino comprometernos decididamente con la Historia. Esta conciencia revolucionaria nos obliga a capacitarnos para enfrentar con éxito nuestra entrega al proceso. Hemos de desarrollar nuestra sensibilidad activa para saber reunir las voluntades dispersas y fraccionadas de la juventud en una única voluntad colectiva para vencer al poderoso enemigo que nos explota y oprime.

La ideología burguesa y todos los aparatos del sistema de dominación nos tienen sin lugar a dudas como principal objetivo a integrar. Su pretensión es hacernos ver que nuestros problemas son individuales y no colectivos producto de su repugnante sistema opresor. Para ello usan de nuestra mayor sensibilidad ante la injusticia y la atosigante sociedad de consumo intentando llevarnos con todo tipo de manejos y disfraces (a veces incluso con envoltura progre) hacia la dispersión de nuestra potencial fuerza creadora y por tanto revolucionaria. Si algo teme con espanto la burguesía es a nosotros, a la juventud conscientemente revolucionaria, porque sabe que somos el claro anuncio de su destrucción. Trata por eso, de impregnar con su decadente ideología individualista a la nueva generación. En la Europa capitalista occidental ha conseguido en gran manera domesticar la lucha de clases. La intoxicación ideológica de la juventud trabajadora es una constante haciendo en cada joven (y no en el peor de los casos) un triste y simple existencialista. Sin embargo, en nuestro pueblo, tenemos que demostrarle que sus pretensiones son imposibles, como tan nítidamente refleja la voluntad revolucionaria del pueblo, producto de la conciencia que como explotados en nuestra nación oprimida tenemos. Lejos pues de caer en triunfalismos gratuitos, hemos de permanecer bien despiertos para responder consecuentemente a sus maniobras.

(…) Es curiosos comprobar como de repente se ponen de moda el orientalismo y el occidentalismo, la filosofía contemplativa y la normalmente marchosa o activa, el yoga y el rock. Sin embargo, si para el análisis que sobre estos fenómenos hemos de realizar y su repercusión en las masas, prescindimos de la atrayente envoltura con que nos la presentan y entramos a verlas en profundidad, nos damos cuenta que solo pretenden adormecer nuestras conciencias y dirigirnos hacia la búsqueda de salidas individuales, siempre falsas y mezquinas. Intentan embrutecer nuestras características más significativas. Saben que el joven y la joven dotada de una clara conciencia revolucionaria es solidaria, generosa, honesta, consecuente, sincera… calificativos estos, no otorgados de una manera barata y gratuita, sino verdaderamente ganados en la práctica diaria. Por todo ello pretenden también y a través de la sutil implantación de esas modas represivas, fomentar la pereza mental de la juventud, haciendo que trague rollos extrañísimos y se le planteen problemas de comprensión a la hora de entender una explicación sobre la opresión y explotación que sufre.

(…)

Los Gaztelekus

Consideramos que estos centros, con sus correspondientes talleres ocupacionales, y alternativas al ocio y tiempo libre, son quienes mejor pueden llegar, atraer y conseguir el agrupamiento de los más amplios sectores de jóvenes, porque partimos de la base de que como mejor se puede llegar a la juventud es por medio de satisfacer sus necesidades mas acuciantes y prioritarias; y esta es, hoy por hoy, y en medio de la situación de agobiante  paro y la sociedad consumista en la que vivimos, el resolver el ¿Qué hacer?, o el ¿A dónde ir? Diarios, plantear alternativas al estar tirado en la plaza o pasarse la tarde en la discoteca o en los bares.

En estos lugares encontrarían, bueno, mejor construirían, alternativas a sus inquietudes, desarrollando su creatividad según sus necesidades y aficiones. A la vez estos lugares serian una alternativa al individualismo en el que hoy se hallan sumidos los jóvenes vascos, olvidando o intentando olvidar sus problemas y preocupaciones, sin unirse en una ofensiva común contra ellos. Un individualismo que les empuja a sumir la repugnante sociedad en la que se hallan inmersos. Cumpliendo la función de potenciar, por medio del asociacionismo, la colectivización y la unidad frente al individualismo y al escapismo.

Estos gaztelekus tendrían que ser municipales por cuestión de recursos económicos y de infraestructura, ya que unos centros financiados por los propios jóvenes contarían con grandes limitaciones en toda clase de aspectos. Pero siendo conscientes de que se regirán y se planificaran por la propia juventud, tanto en su funcionamiento y control como en sus actividades, aunque existiendo, esos sí, un derecho por parte del ayuntamiento a estar informado puntualmente del desarrollo de los centros, pues el dinero que seria destinado a ellos no proviene exclusivamente de la juventud.

En resumen, los gaztelekus por medio de dar una salida al cotidiano no poder, o no saber que hacer, atraerían hacia si un amplísimo sector de jóvenes, constituyéndose así la base sobre la que se asienta el Movimiento Juvenil Vasco.”

 

Jarrai – Manual ideologico

 

 

 

OCIO Y TIEMPO LIBRE – Jarrai

 

LA DROGA EN EUSKAL HERRIA – Jarrai

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

2 responses to “

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pingback-a: Aurrera langileria

  2. Pingback-a: Aurrera langileria

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: